En noviembre del 2018 gracias al apoyo del Instituto Municipal para la Cultura y las Artes de Guaymas, la Universidad de Sonora, ITSON Campus Obregón, las instalaciones de la escuela Bellas Artes de Fray Ivo Toneck, empresas locales y la bailarina Ana Karina Loeza, se realiza la primera programación de actividades culturales Tránsito en el Mar en el Centro Histórico de Guaymas.

Tránsito en el Mar es un proyecto que se realiza cada año en el puerto de Guaymas, Sonora, con el objetivo de promover la danza en la comunidad, a través de actividades recreativas, clases maestras y espectáculos, con la finalidad de acercar la danza desde un contexto que dialoga de manera amigable y directa con el espectador, para generar interés en el público por consumir este tipo de actividades.

Actividades que se realizan con el fin de recuperar y resignificar espacios abandonados de suma importancia para el patrimonio nacional del puerto de Guaymas, además de brindar un espacio para la movilidad, promoción de la danza nacional e internacional. Ya que se desconoce sobre esta disciplina de las artes vivas en el puerto y además se carece de un programa de promoción cultural para la práctica de la danza a nivel profesional y amateur.

Por esta razón se realizaron espectáculos de danza conformados por artistas provenientes de Venezuela y de los siguientes estados de la república; Sinaloa, CDMX, Guanajuato y Sonora en distintos puntos como: El Malecón Turístico de la bahía de Guaymas, La Plaza Centenario y entre otros recintos comerciales del centro histórico como el café Museo Casa de los Tres Frentes.

En esta primera actividad se logró un impacto en alrededor de 754 espectadores en 3 días de función y 102 asistentes en los talleres de danza que se conformaron por Hip-Hop, danza jazz y danza contemporánea con destacados maestros como Josué Machado, Itzel Olivera y David Barrón.

Además el festival contó con la participación de dos obras creadas por integrantes de las reconocidas compañías de danza contemporánea a nivel internacional; Delfos Danza Contemporánea y Antares Danza Contemporánea, ambas representadas por uno de sus integrantes y pedagogos.

También se sumaron otros artistas quienes a través de una convocatoria que se difundió por medio de las redes sociales, se invitó a músicos amateurs y profesionales para participar en la clausura del festival dentro de un JAM, a la cual respondieron cuatro músicos. Esta actividad fue una de las más importantes, ya que dialogó con el público asistente, invitándolos a bailar, compartir y comunicarse desde el cuerpo, ofreciendo una experiencia grata e incluyente a través de la danza.